implantes

IMPLANTES

Un implante dental una raíz artificial de titanio que permite reponer un diente ausente. Su colocación se realiza bajo anestesia local y es un tratamiento rápido, sencillo e indoloro.

Se pueden colocar de manera inmediata, es decir, después de extraer un diente o de manera diferida en la mayoría de los casos. En algunos casos, es necesario la realización de técnicas de injerto óseo o de tejido blando antes o al mismo tiempo de colocación del implante dental para poder garantizar el éxito del mismo a largo plazo.

Finalmente pasados unos meses de cicatrización alrededor de los implantes colocados, se procede a la colocación de las estructuras protésicas. En algunos pacientes, se podrá colocar la prótesis el mismo día del implante, siempre y cuando se den una serie de condiciones permitiendo al paciente tener un diente fijo desde el principio. Esto es llamado carga inmediata.

Una vez instaladas las prótesis dentales, su durabilidad en el tiempo va a estar influenciada por un programa de mantenimiento reglado en la consulta.

implante

PREGUNTAS FRECUENTES

  1. ¿Los implantes duran para siempre?
    Los implantes dentales tienen unas tasas de supervivencia cercanas al 97%. Sin embargo, no están exentos de complicaciones, siendo las infecciosas las más prevalentes. Generalmente, la pérdida de los implantes ocurre durante los primeros meses después de su colocación. Es fundamental llevar a cabo un control de placa riguroso por parte de los pacientes y acudir a las citas de mantenimiento periódicas impuestas por su odontólogo.
  2. ¿En qué consiste un injerto de hueso?
    En muchas ocasiones son necesarias técnicas de regeneración con injertos óseos para poder colocar un implante de manera satisfactoria. Hoy en día, existen muchos tipos de injertos ya sea del mismo paciente, animales o sintéticos pudiendo utilizar una combinación de los mismos. No existe ningún riesgo asociado con el uso de injertos de animales (bovino, equino, porcino…) y/o sintéticos, ya que se trata de materiales totalmente biocompatibles. Se prefieren generalmente estos tipos de injertos, para evitar una segunda cirugía en la boca del paciente con el consiguiente dolor e inflamación después de la obtención del mismo.

GALERÍA DE IMPLANTES

Ver galería completa