Células madre: actualidad & futuro en odontología

Las células madre o “stem cells” tienen la capacidad de dividirse indefinidamente y diferenciarse en distintos tipos de células especializadas, no solo desde el punto de vista morfológico sino también de forma funciona. Pueden clasificarse en embrionarias y adultas según su estado evolutivo,  y  en relación con su potencialidad celular en totipotentes,  pluripotentes y  multipotentes,  que actúan en  la regeneración del tejido óseo, el ligamento periodontal, la dentina y el diente.  Se ha demostrado que las células madre juegan un importante papel en la regeneración de diferentes estructuras del complejo bucofacial.
Varios autores han dedicado  especial atención al estudio de los principales grupos de células madre  de la cavidad bucal, identificando cuatro grupos:
1. Células madre en pulpa de dientes temporales.
2. Células madre en pulpa de dientes permanentes.
3. Células madre presentes en espacios periodontales. 
4. Células madre de la mucosa bucal.


Las células madre  que  aparecen en:
– Pulpa de dientes temporales manipuladas enzimáticamente y  sometidas a factores tisulares de crecimiento son capaces de diferenciarse en células nerviosas, adipocitos y odontogénicas. 

– Pulpa de dientes permanentes se  caracterizan por su capacidad de regenerar el complejo pulpo­dentinal, además de  expresar marcadores óseos como las sialoproteínas óseas y  fosfatasas alcalinas,  entre otros.
– La principal fuente de células madre  adultas de dientes permanentes son los terceros molares.
Potencial aplicación clínica en el complejo orofacial :
–  Regeneración de tejido óseo:
Diversas investigaciones han mostrado la efectividad de las células madre  en la reparación
ósea en modelos animales;  en un futuro las células madre,  serán capaces de reproducir el
tejido  óseo del complejo craneofacial para reparar defectos producidos por
enfermedades degenerativas,  que  pueden ser  una alternativa para tratar las
deficiencias mandibulares, trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) y
la fisura del paladar y labio leporino. 
– Regeneración de dentina:
La dentina es un tejido mineralizado que tiene gran similitud con el hueso, aunque
no se recambia a lo largo de la vida como este, la misma posee un limitado
potencial de reparación postnatal. En investigaciones realizadas se  comprobó la
capacidad  de las células madre  de la pulpa para autorenovarse y
diferenciarse en diferentes líneas celulares.
– Regeneración del ligamento periodontal:
 Se han realizado estudios experimentales donde se han aislado células madre del
ligamento periodontal de dientes humanos, se observó en las mismas  una
diferenciación en células como adipositos, cementoblastos y células formadoras de
colágeno.   En el caso de tratamiento de defectos óseos periodontales se ha logrado la neoformación ósea en las zonas afectadas por la enfermedad periodontal, abriendo nuevas expectativas para la curación de la periodontitis mediante el uso de las células madre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *